Autor
  • José Enrique Barraza
    Gerencia de Vida Silvestre
    Dirección General del Observatorio Ambiental
    Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales
    San Salvador, El Salvador
Nombre del archivo:
 
Herramientas

Areas marinas protegidas en El Salvador: un arrecife rocoso y un estuario

INTRODUCCIÓN

Desde la creación de la Dirección General de Recursos Naturales dentro del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en la década de los setentas del siglo pasado, en El Salvador comenzó un proceso de identificación de diferentes áreas que por sus peculiaridades, poca alteración y representatividad ecológica se consideraban importantes para la conservación de la vida silvestre. Durante este proceso, los bosques de manglar ya eran considerados tierras nacionales. La reforma agraria de

1980 permitió que al Estado tomar control de muchas de esas áreas identificadas para la conservación de vida silvestre y ecosistemas. Sin embargo, las limitaciones institucionales de una dependencia dentro de una instancia estatal dedicada a la Agricultura y Ganadería, así como el conflicto social que atravesaba el país, no permitían acciones y políticas apropiadas para el manejo de estas áreas seleccionadas.

Con el surgimiento de los Acuerdos de Paz y la cumbre presidencial ambiental de Río, ambos en el año de 1992, surge la Secretaría de Medio Ambiente que seis años más tarde se convertiría en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Este Ministerio incorporó en 2001 al Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre que se ubicaba en la Cartera de Estado antes mencionada. Esta nueva entidad aplicaba la Ley de Conservación de Vida Silvestre y la del Medio Ambiente. Sin embargo, hasta esa fecha, las áreas naturales protegidas se declaraban mediante Decretos Legislativos. En el año 2005, con la aprobación de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, el Estado, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales pudo contar con el instrumento legal para el establecimiento, manejo, categorización de las áreas naturales protegidas en el país.

DECLARACIÓN DE LAS ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS MARINAS

Complejo Los Cóbanos

En febrero de 2008, el Ministerio antes mencionado estableció la primera área natural protegida marina del país, declarando el “Complejo Los Cóbanos” que incluye aproximadamente 20 600 ha de superficie oceánica, estuarios y una porción terrestre. También, es importante señalar que con anterioridad a esta declaratoria, la Fundación para la Protección del Arrecife ya realizaba trabajos de concientización ambiental en la zona, con apoyo de diferentes fuentes financieras, incluyendo el Fondo de la Iniciativa de las Américas de El Salvador. La Fundación mencionada realizó varios estudios requeridos y orientados por el Ministerio para determinar ocurrencia de especies únicas como el coral Porites lobata, tallas del caracol Strombus galeatus, peces importantes para la pesca, calidad del agua de los ríos que desembocan en el mar, así como distribución de algas intermareales (Molina, 2004; Hernández-Rodríguez, 2006; López, 2007; Melara, 2008, respectivamente). Esta información generada fue muy importante para delimitar esta área natural protegida (Figura 1), así como cierta normativa para la vida silvestre marina.

Posteriormente se ha evolucionado en materia de educación y gobernanza ambiental, tratando de incluir mayor cantidad de personas en el manejo del área natural protegida. El plan de manejo aún está en revisión e incluyó consultas con diferentes comunidades de pescadores con apoyo de fondos internacionales. También existen patrullajes, corrales de incubación para cuatro especies de tortugas marinas (Chelonia mydas, Dermochelys coriacea, Eretmochelys imbricata, Lepidochelys olivacea), monitoreos continuos de aves playeras y oceánicas, así como censos submarinos de verificación del estado del arrecife incluyendo conteos de peces (Figura 2). La Fundación para la Protección del Arrecife implementa actividades en el marco del desarrollo sostenible, mediante un convenio de co-manejo con el Ministerio.

Esta área natural protegida incluye una alta riqueza de especies de macroalgas, invertebrados, peces, aves e incluso cetáceos. El Cuadro 1 resume algunas especies raras o únicas que ocurren en el área marina, donde (A) identifica a las especies en general amenazadas y (EP) aquellas específicamente catalogadas como en peligro de extinción.

Cuadro 1. Algunas especies del área protegida marina Complejo Los Cóbanos

TAXÓN/ESPECIES

COMENTARIOS

MACROALGAS

 

Acantophora spicifera

Considerada invasora en el Complejo Los Cóbanos desde hace unos 9 años (López, 2007)

Ceramium spp.

 

Codium edule

 

Galaxaura oblongata

 

Halimeda discoidea

 

Hypnea cervicornis

 

Padina vickersiae

La mayoría de algas se distribuyen hasta unos cuatro metros de profundidad

INVERTEBRADOS

 

Antipathes spp.

Únicamente registrada a profundidades mayores de 15 metros en esta área (EP)

Holothuria spp.

Varias especies (A). H. inornata y H. kefersteini repoblando la zona después de extracciones ilegales en período 2008-2009

Lepidochitona salvadorensis

Nueva especie, recolectada en el área (García-Ríos,
2006)

Navanax aenigmaticus

 

Tylodina fungina

 

Porites lobata

Única especie formadora de arrecifes, más de 20 colonias de 1-3 metros de diámetro. No existen registros de esta especie en otras partes del país. (EP)

Pocillopora spp.

Registros de corales muertos de al menos cuatro especies de este género (Reyes-Bonilla y Barraza,
2003). (EP)

Strombus galeatus

Solamente ocurre en otro arrecife rocoso pequeño al este del país. (EP)

Rhopalaea abdominalis

 

Tubastraea coccínea

Solamente ocurre en esta área a profundidades de 15-
20 m. (A)

PECES

 

Anisotremus caesius

Abundante en cardúmenes.

Chromis atrilobata

Se presenta en grandes cantidades en cardumen a profundidades mayores de 8 m.

Haemulon steindachneri

Solitario o en cardúmenes, abundante.

Epinephelus itajara

Muy escaso. (EP)

Hippocampus ingens

Amenazada. (A)

Holocanthus passer

 

Lutjanus argentiventris

De las principales especies objeto de pesca.

Paranthias colonus

Ocurre a profundidades mayores de 15 m.

Serranus psittacinus

Ocurre a profundidades mayores de 15 m.

Stegastes acalpucoensis

Abundante desde pozas intermareales hasta 20 m.

CETÁCEOS

 

Tursiops truncatus

Presente todo el año. (A)

Megaptera novaengliae

Escasos. Ocurre entre octubre a marzo. (A)

El área marina Complejo Los Cóbanos presenta las siguientes amenazas, con sus respectivas alternativas de manejo teniendo como eje central la educación y concientización ambiental:

• Utilización de aperos de pesca ilegal y descontrolada. Existen varias alternativas de manejo dentro del plan de manejo consensuado, en coordinación con diferentes autoridades, y se ha incrementado el número de guarda-recursos capacitados.

• Crecimiento desordenado de actividades turísticas. Aplicación del plan de manejo, implementación de proyectos que apoyen el uso sostenible de recursos en actividades turísticas, así como incremento del número de guarda-recursos capacitados.

• Contaminación derivada de actividades agropecuarias. Aplicación de la legislación pertinente, así como incremento del número de guarda-recursos capacitados.

Cuatro de los principales logros en materia de desarrollo sostenible después de la declaración del Complejo Los Cóbanos como área natural protegida son: i) mayor conciencia ambiental en comunidades asociadas, ii) reducción de la extracción ilegal de sedimentos marinos y material pétreo, iii) mejor coordinación para la protección de corrales de incubación de tortugas marinas y iv) erradicación de la extracción ilegal de especies acuáticas, particularmente holoturoideos, promovida por extractores extranjeros desde otros países.

Bahía de Jiquilisco

Este estuario conformado por bosques de manglar, canales, lagunas estuarinas, pastos marinos, dunas de arena, bosque seco tropical inundable y agroecosistemas, abarca la mayor extensión del bosque de manglar del Pacífico Norte de Centroamérica, así como variedades del bosque seco de la misma región. Este estuario, y ecosistemas terrestres asociados, se declaró Humedal Ramsar de importancia internacional (63 500 ha) en noviembre de 2005, así como Reserva de la Biósfera (36 144 ha) ante UNESCO en septiembre de 2007. Es interesante señalar que Bahía de Jiquilisco abarca varias áreas naturales que se encuentran declaradas como áreas protegidas, o se encuentran en ese proceso. Todas ellas incluyen ecosistemas como bosque seco y vegetación de playa arenosa. Al igual que en el caso del Complejo Los Cóbanos, con financiamiento externo y proveniente del Fondo de Iniciativa de las Américas, algunas de las áreas protegidas marinas se encuentran bajo la modalidad de co-manejo. En esta estrategia participan organizaciones ambientalistas y de desarrollo no gubernamentales, específicamente para implementar actividades de desarrollo sostenible.

También, a partir de mediados de 2007, se inició el proyecto “Consolidación y Administración de Áreas Protegidas” mediante financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) a través del Banco Mundial, cuya cobertura geográfica de implementación incluye a Bahía de Jiquilisco. Los componentes que se han desarrollado en la zona son el fortalecimiento del sistema nacional de áreas protegidas, la consolidación y manejo de las áreas naturales protegidas piloto y la administración del proyecto. En Bahía de Jiquilisco las actividades específicas desarrolladas por el proyecto son:

• Consolidación del marco legal e institucional, dejando claros los procesos normativos que aplican a la administración sostenible de Bahía de Jiquilisco.

• Divulgación del proyecto y campañas de concienciación, para dar a conocer el proyecto, así como la inclusión de educación ambiental en las comunidades involucradas, disminuyendo la degradación ambiental del área e incrementando los procesos de gobernanza ambiental, así como la facilitación de resolución de conflictos.

• Caracterización y demarcación del área, que incluye las respectivas descripciones ecológicas, así como la delimitación de la superficie para conocer exactamente el área estatal y proteger la biodiversidad.

• Legalización del área demarcada para declararla a favor del Ministerio de Medio

Ambiente y Recursos Naturales como entidad estatal administrativa. Las dos últimas actividades aún se encuentran en proceso de análisis.

Debido a la diversidad de ecosistemas asociados a Bahía de Jiquilisco, ocurre una alta riqueza de especies, dentro de las cuales sobresalen por su rareza o abundancia local las especies detalladas en el Cuadro 2.

Cuadro 2. Especies de fauna características de Bahía de Jiquilisco. (A): en general amenazada, (EP): en peligro

TAXÓN/ESPECIES

COMENTARIOS

INVERTEBRADOS

 

Anadara grandis

Escaso. Se está experimentando la producción de larvas en laboratorio

A. similis

Aún abundante en ciertas áreas de difícil acceso, a pesar de ser objeto de extracciones intensas. Ya existen iniciativas de repoblación con larvas producidas en laboratorio, cuyos beneficiarios son las comunidades locales

A. tuberculosa

Igual al anterior a A. grandis

Aratus pisonii

Cangrejo del árbol de manglar. (Figura 3).

Cardisoma crassum

Cangrejo semi-terrestre escaso y objeto de extracción con fines comerciales y alimenticios. Ocurren en zona de transición del manglar a bosque dulce

Encope micropora

Zonas arenosas.

Holothuria rigida

Rara especie que habita en fango de manglares (A)

Onúfidos

Poliquetos abundantes en zonas submareales arenosas

Sipunculus sp.

Ocurre solamente en dos estuarios del país, en bajos intermareales arenosos

Ucides occidentalis

Cangrejo semi-terrestre más abundante que C. crassum.

PECES

 

Centropomus spp.

 

Lutjanus guttatus

 

L. jordani

 

Hemicanax leucurus

 

Hippocampus ingens

Presente en áreas cercanas a la bocana del área (A)

Myrophis vafer

Abundante en madrigueras

Mugil spp.

 

Clupeidae

 

Engraulidae

 

REPTILES

 

C. mydas

(EP)

D. coriacea

(EP)

E. imbricata

Importante y rara zona de anidación en el Pacífico de
América (EP)

L. olivacea

(EP)

MAMÍFEROS

 

Ateles geoffroyi

Única zona de ocurrencia en el país en áreas terrestres (EP)

Tursiops truncatus

(A)

Otras áreas marinas protegidas

Otras áreas terrestres que se encuentran declaradas o en ese proceso, colindan con el litoral marino o estuarino del país, las cuales completan un total de 1 605 ha aproximadamente. También cabe destacar que existe un nuevo Sitio Ramsar de índole costero denominado “Complejo Jaltepeque”, declarado en febrero de 2011, el cual abarca pantanos dulces, manglares, áreas naturales protegidas, playas arenosas, e incluye 49 454 ha.

CONCLUSIONES

• Los convenios de coadministración de áreas naturales protegidas con organismos no gubernamentales eficientes apoyan la gestión sostenible de las mismas.

• Es importante contar con fondos destinados a actividades de desarrollo sostenible para el manejo apropiado de las áreas naturales protegidas.

• Una herramienta muy útil para la declaración de las áreas naturales protegidas incluye la delimitación-inscripción en las instituciones que controlan el registro a favor de propiedades estatales.

• Los monitoreos del estado del área natural protegida y vida silvestre son importantes para tomar decisiones apropiadas.

BIBLIOGRAFÍA CITADA

García-Ríos, C.I. 2006. A new species of Lepidochitona (Mollusca: Polyplacophora) from El Salvador. The Veliger 48 (3): 206-214.

Hernández-Rodríguez, N.R. 2006. Proyecto: Protección, Conservación y Recuperación de los Recursos Costero-Marinos de la Zona del Arrecife de Los Cóbanos, Departamento de Sonsonate, Fase II. FUNDARRECIFE-FIAES. 49 p.

López, W. 2007. Informe Final Monitoreo Biológico del Alga Acantophora spicifera, en la Zona del Arrecife de Los Cóbanos. Proyecto Protección, Conservación y Recuperación de los Recursos Costero Marinos de la Zona del Arrecife de Los Cóbanos. FUNDARRECIFE-FIAES. 54 p.

Melara, V.E. 2008. Informe de Diagnóstico de Principales Fuentes de Contaminación en el Área Natural Protegida Complejo Los Cóbanos. Proyecto Protección, Restauración y Uso Sostenible de los Recursos Costero Marinos del Área Natural Protegida Complejo Los Cóbanos y su Zona de Amortiguamiento, Departamento de Sonsonate, Fase III. 45 p.

Molina, O.A. 2004. Estado Actual del Ecosistema Arrecifal de Los Cóbanos. Proyecto Protección, Conservación y Rescate de los Recursos Costero Marinos de la Zona del Arrecife Los Cóbanos, Departamento de Sonsonate. FUNDARRECIFE-FIAES. 33 p.

Reyes-Bonilla, H. y Barraza, J.E. 2003. Corals and associated marine communities from El Salvador, 351-360 pp. Ed. J. Cortés. Coral reefs of Latin America. Elsevier. Rivera, C. G., Cuéllar, T. C. 2010. El Ecosistema de Manglar de la Bahía de Jiquilisco. Universidad de El Salvador. 231 p.