Autores
Tamaño total de la descarga:
19.8 Kb.
 
Herramientas

Sorprendidos en Tela, Honduras

Honduras un país Centro Americano con una extensión territorial de 112,492 Km², poseedor de una abundante diversidad biológica e impresionantes ecosistemas, ya que forma parte de una región que porcentualmente contiene más del 12% de la riqueza biológica del planeta. La posición geopolítica y geográfica por estar ubicado en el centro del continente americano y su característica ístmica le permite constituirse en un puente biológico, histórico y cultural y económico muy importante.

En el país existe el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) creado mediante el decreto número 98-2007 que vela por la protección y conservación de las Áreas Protegidas y la Vida Silvestre ya que sus funciones son La Administración del recurso forestal público para garantizar su manejo racional y sostenible; Regular y controlar el recurso natural privado para garantizar la sostenibilidad ambiental; Velar por el fiel cumplimiento de la normativa relacionada con la conservación de la biodiversidad y Promover el desarrollo del Sector en todos sus componentes sociales, económicos, culturales y ambientales en un marco de sostenibilidad.

Para de conservar y proteger la biodiversidad y los aproximadamente 70 ecosistemas presentes en el país y que proveen una serie de bienes y servicios ecosistemicos se crea el Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Honduras (SINAPH), un sistema moderno de conservación de Áreas Protegidas altamente participativo, dinámico, integrador y flexible, conformado por 91 áreas protegidas clasificadas en 16 categorías de manejo que cubren mas de 4 millones de hectáreas del territorio nacional.

Es así como en el Municipio de Tela, Departamento de Atlántida, Honduras se aprecian impresionantes playas, lagunas plácidas y Áreas Protegidas entre las que se destacan el Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas por su impresionante belleza escénica, así Jardín Botánico Lancetilla en el que se puede realizar visitas guiadas altamente instructivas para los amante de la botánica y la fauna.

Lo que hasta hoy nadie se había imaginado es que en Tela existe un arrecife coralino tan maravilloso como el que podemos encontrar en el Sitio de Importancia para la Vida Silvestre Banco Cordelia, ubicado en la Isla de Roatán (Come tú Honduras, Feb-Jun 2013). Y es por esta razón, que este sitio nos tiene a tod@s "Sorprendidos en Tela".

Cada dos años, la "Iniciativa Arrecifes Saludables" (arrrecifessaludables.org), de la mano con el ICF y sus socios locales, lleva a cabo un monitoreo de la salud del arrecife en más de 30 sitios en toda la costa Atlántica del país. Se cuenta con sitios de monitoreo en Trujillo, Islas de la Bahía, Cayos Cochinos, Tela, Omoa, Puerto Cortes e incluso se ha logrado visitar las Islas del Cisne. En estos sitios con cobertura arrecifal, buzos entrenados, miden el tamaño de las colonias coralinas, la cobertura de macro-algas carnosas, la abundancia de peces herbívoros y de importancia comercial, entre otros; 14 indicadores que se logran recabar. Toda esta información luego se analiza biológica y estadísticamente, logrando así encontrar el "Índice de Salud Arrecifal Integrado", un indicador muy parecido al Índice de DOW Jones (el cual nos indica si una compañía tiene un alto o bajo valor en la bolsa de valores).

Al visitar arrecifes que se conocen, siempre buscamos entablar conversaciones con pescadores, buzos y operadores de turismo que pueden darnos a conocer algún sitio que ellos visitan regularmente, para poder evaluar su importancia. Visitamos ese sitio, recabamos la información necesaria, y luego esos datos se introducen en una base de datos que luego se compara con más de 800 sitios en todo el Mar Caribe. Poco sabíamos de la sorpresa que nos daría un sitio en particular en la Bahía de Tela.

Un operador de buceo de la zona de Tela, nos comentó de un sitio "lleno" de un solo tipo de coral, el cual está presente en varias decenas de metros. Uno de sus clientes y buen amigo nos expresó su preocupación, pues se preguntaban "si el hecho de encontrar tanto de este mismo coral en una zona indicaba que era invasivo, y no permitía la entrada de otras especies". Ambos se preguntaban que se podía hacer para que este sitio fuese más como Islas de la Bahía. La mejor manera de darles una respuesta a sus inquietudes requería de una visita a este misterioso sitio llamado "Banco Capiro", ubicado en el centro de la Bahía de Tela.

Jenny Myton, representante de la "Alianza Mundial para los Arrecifes Coralinos" (CORAL.org) Junto con Ian (Su esposo) se embarcaron para visitar y bucear en este lugar. Es así que ellos relatan que el operador de buceo y su buen amigo los acompañaban, y se veía claramente en sus facciones una interrogante, una incertidumbre de que pensaríamos al visitar estas aguas mas turbias que aquellas cristalinas de Islas de la Bahía, la interrogante de que mala noticia (biológicamente hablando) les daríamos acerca de este sitio de buceo con cobertura de coral.

Toda esta incertidumbre fue en vano, pues al momento de llegar al fondo, alrededor de los 12 metros de profundidad (40 pies), no podíamos creer lo que teníamos frente a nuestros ojos. Me quite la máscara y la volví a limpiar, pensando que algo andaba mal. Jenny tenía los ojos tan grandes que parecía haber visto un fantasma. Y es que lo que teníamos frente a nuestros ojos era el fantasma de los arrecifes del pasado, aquellos increíbles arrecifes de los años 70's y 80's, aquellos arrecifes vivos y vibrantes que atrajeron a extranjeros y nacionales y por los cuales surgió el buceo recreativo en Islas de la Bahía.

Teníamos que sostener nuestros reguladores a la boca, sentíamos tanta emoción que no podíamos aún creer lo que estaba frente a nuestros ojos. ¡Banco Capiro nos había dejado estupefactos! ¡Podíamos ver a más de 20 metros en cualquier dirección una alfombra de coral vivo, un arrecife vibrante y lleno de vida! Un arrecife cubierto casi completamente por el coral "hoja lechuga", llamado así por sus hojas que parecen una hoja de lechuga. Para aquellos que gustan de los nombres científicos en Latín, este coral es conocido como "Undaria tenuifolia", que es muy importante en las primeras etapas evolutivas de un arrecife coralino, pues entre sus "hojas" pueden esconderse especies de peces en su etapa juvenil. Aunque no lo sabíamos en ese momento, pero créanme que lo sentíamos, estábamos buceando sobre el sitio coralino con la segunda más alta cobertura de coral vivo de todo el Mar Caribe.

 

Un arrecife puede clasificarse como saludable o no por medio de cuatro indicadores: Cobertura de Coral, Cobertura de Macro-Algas Carnosas, Abundancia de Peces Herbívoros y Abundancia de Peces Comerciales. Banco Capiro tiene muy buenos números cuando se trata de cobertura de coral y cobertura de macro-algas carnosas, indicando que el sustrato está más lleno de coral vivo que de algas carnosas. Esta competencia por espacio es muy feroz, pues las algas crecen más rápido que los corales cuando se tienen altos niveles de nutrientes, como podemos encontrar en las aguas residuales o "aguas negras" y fertilizantes. Tener un sustrato (o fondo) con alta cobertura coralina es como tener más de la mitad de la batalla ganada, pues, con un buen manejo de la pesca, se pueden recuperar las abundancias de peces.

Este es el caso de Banco Capiro, un fondo con una muy alta cobertura coralina, con un número de abundancia de peces, tanto herbívoros como comerciales, muy bajo. Para ejemplo, un botón: el promedio de peces comerciales en el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) es de 570 (gramos*100m2); Banco Capiro tienen números de 270. Esto refleja una pesca muy intensa, tanto industrial como artesanal, sobre poblaciones de peces ya agotadas o diezmadas. Pero la buena noticia es que hemos podido comprobar que estos peces vuelven a incrementar su población, cuando se llevan a cabo actividades de educación (dirigidas hacia los pescadores artesanales) y actividades de patrullaje (dirigidas a eliminar la pesca furtiva, ilegal y no-reportada). Este tipo de respuesta se ha visto con gran beneficio dentro de los límites de la Reserva Sandy Bay - West End en Roatán, donde las actividades de educación y patrullaje han tenido como resultado un increíble incremento en la biomasa de peces comerciales y herbívoros en tan solo 5 años.

Son dos factores los que mas sorprenden de Banco Capiro: la cobertura de coral vivo y la presencia (llámese sobre-abundancia) del erizo de espinas largas. Comencemos con la cobertura de coral, que en promedio dentro del SAM, es de 19%. Lo cual quiere decir que en un metro cuadrado de fondo, menos de una quinta parte esta cubierto por coral vivo. En Banco Capiro la cobertura de coral es de 69%. ¡Mas de tres veces el promedio! Y puede deberse, en gran medida, al segundo factor antes mencionado; el erizo de espinas largas, también conocido como Diadema antillarum.

Las fuerzas vivas de Tela no se quedaron de brazos cruzados. Este descubrimiento llevó a la creación de la organización Amigos de los Arrecifes de Tela (AMATELA), quienes, de la mano con otras organizaciones locales, entablaron conversaciones con la Municipalidad local. Este gobierno local supo escuchar a sus contribuyentes e identificar una fuente de ingresos adicionales al área, por lo cual, en Abril de 2012, declaró el Sistema Arrecifal Coralino de Tela bajo Decreto Municipal. En este mismo documento se definen las actividades permitidas y aquellas que van en contra de la salvaguarda de los recursos marino costeros contenidas dentro de la misma, como un pequeño lineamiento que luego será enriquecido dentro de un Plan de Manejo.

 

Con un enfoque de planificación integrada, se ha comenzado una conversación muy enriquecedora con los pescadores artesanales y embarcaciones de turismo de la zona. Se han tenido varias reuniones de capacitación y aprendizaje, discutiendo las nuevas regulaciones que están prontas a implementarse. Buscando "limar asperezas" antes que surjan conflictos. Ya que sin el apoyo de estas personas que usan el área día a día, se tendría una batalla constante de patrullaje y arrestos. Y cabe decir que se ha tenido una increíble aceptación par parte de los usuarios, quienes ahora entienden que un ancla arrojada sobre el arrecife significa menos vida que mostrar a sus clientes. De la mano con la Asociación Amigos del Parque Marino de Roatán (roatánmarinepark.org), se han instalado, hasta el momento, 12 boyas de amarre para embarcaciones. Estas pequeñas tareas han logrado convencer a los usuarios de las muchas maneras en que se puede proteger el patrimonio natural sin menoscabar el turismo y la entrada de divisas.

Si hablamos de siguientes pasos, se tienen varios en mente, con el fin de darle el mejor manejo a esta área con increíble cobertura coralina. Un futuro Plan de Manejo, consensuado entre todos los actores. Una declaratoria más estricta, como ser Sitio de Importancia para la Vida Silvestre, emitida por el ICF, que logra brindarle el estatus legal de Protección y conservación del área, asegurando que no se elimine su categoría de manejo con un cambio de Gobierno. Y, por ultimo, pero no menos importante, dar a conocer esta joya arrecifal al resto de la población de Honduras y de aquellos extranjeros que vienen a gozar de nuestros arrecifes saludables. Están todos invitados a visitarnos Honduras te Espera, atrévete a disfrutar nuestras maravillosas joyas marinas.