Herramientas

Ecuador: Manifiesto nacional por la defensa del Yasuní

"Convocamos a todas las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de campesinos, de mujeres, de ecologistas, de trabajadores a lo largo y ancho del país a unirse a la defensa del Yasuní, por ser el pulmón del mundo y núcleo de generación del agua y hogar de pueblos milenarios."

MANIFIESTO NACIONAL POR LA DEFENSA DEL YASUNÍ

Las organizaciones, pueblos, nacionalidades, autoridades seccionales, líderes y dirigentes regionales y nacionales, reunidas en Coca el 5 de marzo del 2010 declaramos:

  • Establecemos al 5 de marzo como día por la defensa del Yasuní y al Yasuní como estandarte de resistencia y lucha contra las actividades petroleras a nivel mundial.
  • Convocar a todas las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de campesinos, de mujeres, de ecologistas, de trabajadores a lo largo y ancho del país a unirse a la defensa del Yasuní, por ser el pulmón del mundo y núcleo de generación del agua y hogar de pueblos milenarios.
  • Declararnos en movilización permanente para que no se perfore Ni un Pozo Más en el Yasuní y para hacer de este territorio un espacio de realización del sumak kawsay: un territorio sin petróleo, sin pobreza y con soberanía.
  • Promover y apoyar todas las acciones en defensa de la vida del Yasuní y demandar la presencia de las organizaciones de los pueblos y nacionalidades en los espacios de decisión, en estricto apego al convenio 169 de la OIT.
  • Rechazar la interferencia y engaño de las petroleras y sus promotores en la vida organizativa de las comunidades.
  • Demandar la suspensión permanente de las actividades hidrocarburíferas del campo Armadillo, dada la presencia de Pueblos en Aislamiento Voluntario y en aplicación al Art. 57 de la Constitución.
  • Demandar la reparación integral de las zonas afectadas y el progresivo abandono de las operaciones petroleras que existen en Yasuní, en estricto apego a la Constitución y normas ambientales.
  • Ratificar que los derechos individuales y colectivos y la plurinacionalidad deben cumplirse por ley, pues están consagradas en la Constitución, y no pueden depender de las operaciones petroleras.
  • Demandar al Gobierno Central que en cualquier reunión o propuesta que se refiera al Yasuní, se cuente con la participación directa de representantes indígenas, gobiernos locales y organizaciones sociales de la Amazonía, los mismos que sean nombrados en sus asambleas.
  • Solidarizarnos con los hermanos del Perú que promueven la no explotación del crudo en sus territorios.
  • Hacer un llamado a otras organizaciones de la Abya Yala y del mundo entero a ser parte de esta lucha en defensa de la madre naturaleza.

Siguen firmas de más de 600 participantes de organizaciones no gubernamentales, organizaciones barriales, comunitarias, juveniles, de mujeres y otras.