Herramientas

Especies invasoras y cambio climático: un “dúo mortal”, advierten científicos de alto nivel

Las especies invasoras y el cambio climático son dos de las mayores amenazas al mundo natural. Sus efectos combinados no sólo son devastadores para el medio ambiente, sino que también pueden costar a los países diez por ciento de su producto interno bruto. Un informe científico publicado recientemente en Nagoya, Japón, insta a los Estados a tomar medidas inmediatas contra este “dúo mortal”. Un estudio realizado por el Programa Mundial sobre Especies Invasoras (GISP) con el apoyo de sus miembros, CABI, UICN y TNC, y financiación del Banco Mundial, define los vínculos que existen entre las especies invasoras y el cambio climático y qué se debe hacer para atenuar su impacto. El informe, titulado “Especies invasoras, cambio climático y adaptación basada en los ecosistemas: cómo responder a los motores múltiples del cambio climático”, insta a los gobiernos a integrar la prevención y el manejo de las especies invasoras en sus acciones de respuesta al cambio climático. En el plano político, las especies invasoras y el cambio climático se han tratado esencialmente por separado.

“Los peligros que plantea el “dúo mortal” no pueden ser sobreestimados”, explica Sarah Simons, Directora Ejecutiva del GISP. “Cada motor constituye una gran amenaza para la biodiversidad y los medios de subsistencia humanos, pero los datos más recientes indican que el cambio climático agrava los efectos de por sí devastadores de las especies invasoras, creando una espiral de destrucción que tiene consecuencias cada vez más graves.” Se estima que los perjuicios causados por las especies invasoras suman más de 1,4 billones de dólares cada año, es decir el 5% de la economía mundial. Las pérdidas económicas causadas por el cambio climático mundial se calculan también en aproximadamente un 5% del PIB anual.

“En el campo de la investigación y la política, ya se presta atención significativa al cambio climático”, señala Bill Jackson, Director General Adjunto de la UICN, “pero este informe muestra que es preciso profundizar respecto a las interacciones entre el cambio climático y las especies invasoras. Los costos económicos de la inacción serían de tal magnitud que ello por sí sólo debería incitar a los decisores políticos a tomar medidas urgentemente.”