Herramientas

II Asamblea Continental de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo- Vía Campesina (CLOC-VC): Conclusiones de Managua 2012

Celebrando nuestra historia, al compás de las heroicas luchas de los pueblos indígenas, de los campesinos y campesinas de Hondura, Guatemala y Panamá, después de tres días de deliberaciones concluimos en la necesidad de continuar impulsando los procesos de lucha y organización para avanzar hacia la construcción de la sociedad digna, solidaria y revolucionaria que tanto anhelamos. Llamamos a las organizaciones campesinas y populares de América Latina a redoblar la solidaridad de clase. Estamos inspirados en el proceso de convergencia de la CLOC al que se dio inicio en 1991 en Xelajú Guatemala en el II Encuentro Continental de la Campaña 500 años de Resistencia Indígena, Campesina, Negra y Popular (1989-1992) y en el anhelo de avanzar desde las organizaciones y los movimientos campesinos así como de las de pueblos originarios en la construcción propia de una articulación de carácter continental.

De estas tierras con la revolución sandinista al frente, hace 20 años que en el III Encuentro de la Campaña 500 Años de Resistencia, las 20 organizaciones participantes acordamos impulsar la realización del Primer Congreso Latinoamericano de Organizaciones del Campo, que culminó con la constitución formal de la CLOC en Lima, Perú, en febrero de 1994. Los 362 delegados de 23 países, jóvenes, mujeres y hombres, de las organizaciones de campesinas y campesinos, de indígenas afro-descendientes y de asalariados y asalariadas agrícolas evaluamos los avances y dificultades en los cumplimientos del Plan de Acción que emanara de nuestro V Congreso realizado en octubre del 2010 en la Mitad del mundo en Quito, Ecuador.

Constamos que hoy vivimos el peor momento de la historia por la obsesión criminal del capital de pretender lograr el control total y absoluto de los pueblos, la tierra, el agua, la atmósfera y el espacio, poniendo en peligro la vida de la humanidad y el planeta. El agro-negocio continúa apoderándose de nuestras tierras, expulsándonos masivamente de ellas, imponiendo su acaparamiento por el gran capital y avanza en un extractivismo brutal, a través de la imposición de monocultivos y grandes plantaciones de monocultivos forestales, de transgénicos con la imposición de plantaciones para agro-combustibles, la minería contaminante o la privatización de nuestros mares, ríos y lagos y nuestros bosques.

Ante toda esta situación nuestra I Asamblea Continental ratifica su firme decisión de continuar avanzado en las estrategias políticas y de lucha para enfrentar los desafíos presentes. Estamos consolidando nuestra estructura organizativa, reafirmando nuestras articulaciones nacionales, nuestra estructura regional, aprobando nuestra nueva Carta Orgánica y dando los pasos necesarios para continuar nuestro proceso de fortalecimiento de la democracia participativa en nuestra organización.

En ese marco hemos iniciado el proceso de transición y traspaso de la Secretaría Operativa hacia el Cono Sur donde si las circunstancias no indicaran otra cosa se realizará nuestro VI Congreso Continental. La Asamblea saludó el invaluable aporte realizado por las organizaciones de la región andina, especialmente las de Ecuador a quienes les tocó llevar adelante por cuatro años la Secretaría Operativa.