Herramientas

La FAO quiere el objetivo de "deforestación ilegal cero”: Los bosques mediterráneos corren un serio peligro por el cambio climático

En el primer Día Internacional de los Bosques celebrado el 21 de marzo de 2013 por las Naciones Unidas, el Director General de FAO, José Graziano da Silva ha propuesto que los países apoyen un objetivo de deforestación ilegal cero en el contexto del debate para después de 2015.

"En muchos países, la deforestación ilegal degrada los ecosistemas, reduciendo la disponibilidad de agua y limitando el suministro de leña, todo lo cual disminuye la seguridad alimentaria, especialmente para los pobres", dijo Graziano da Silva en una ceremonia para conmemorar el Día Internacional de los Bosques. "Detener la deforestación ilegal y la degradación forestal sería muy útil para acabar con el hambre y la pobreza extrema y lograr la sostenibilidad", añadió.

"Por eso me gustaría -explicó- alentar a los países a promover la plantación de árboles y considerar un objetivo de deforestación ilegal cero en el contexto del debate para después de 2015. Estos dos objetivos deben estar estrechamente vinculados. Podemos lograr resultados positivos para que los países, las instituciones financieras internacionales, la ONU, la sociedad civil y el sector privado unan sus fuerzas para abordar a estas cuestiones".

Al mismo tiempo, los países mediterráneos se reunieron en marzo de 2013 en la Tercera Semana Forestal del Mediterráneo, que tuvo lugar en Tlemcen, Argelia (17-21 de marzo de 2013), para discutir el estado de los bosques de la región y adoptar un marco estratégico sobre los mismos.

Está previsto que los bosques mediterráneos se vean muy afectados por el cambio climático y sufren una fuerte presión a causa del crecimiento demográfico, según el primer informe de la FAO del "Estado de los bosques del Mediterráneo", también publicado en marzo de 2013. El resultado es una cada vez mayor competencia por los recursos hídricos y alimentarios ya de por sí escasos en la región.