Herramientas

Organizaciones lanzan estrategia sudamericana de conservación de delfines de río

Gracias a la iniciativa y apoyo de los organizadores del IX Congreso Internacional sobre Manejo de Fauna Silvestre en la Amazonia y América Latina, realizado en Santa Cruz, Bolivia del 10 al 15 de mayo de 2010, se formalizó el lanzamiento de la Estrategia Sudamericana de Conservación de Delfines de Río, presentada por investigadores latinoamericanos que se dedican a la conservación de esta especie acuática.

Los delfines de río son unas de las especies más amenazadas en el mundo y generalmente habitan en países en desarrollo en Asia y Sudamérica, donde las actividades humanas los ponen en riesgo. Capturas dirigidas para ser usados como carnada, interacciones negativas con pesquerías, envenenamiento y cacería por parte de pescadores, contaminación de los ríos por mercurio e hidrocarburos, y la fragmentación de su hábitat debido a la construcción de represas son sus principales amenazas concretas.

La estrategia contempla un programa de estimación de abundancia de delfines de río en Sudamérica, liderado por WWF y Fundación Omacha de Colombia, con el apoyo de WCS y muchas otras organizaciones de cada país. El programa contempla el recorrido de más de 7 mil kilómetros de ríos en las cuencas del Amazonas y del Orinoco, capacitando a cerca de 80 investigadores de 9 países. Los países en los que se ha trabajado han sido Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Bolivia.

Mediante el trabajo conjunto entre instituciones gubernamentales, organizaciones, investigadores y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, se diseñó el Plan de Conservación de Delfines de Río. En dicho plan se identifican las acciones más urgentes para garantizar la supervivencia de estas especies en Sudamérica, resaltando la necesidad de evaluar y mitigar los impactos de las pesquerías, detener la captura dirigida de estos cetáceos y evaluar las consecuencias de la construcción de represas e hidroeléctricas sobre los ecosistemas acuáticos. El plan también resalta la necesidad de generar alternativas económicas para las comunidades locales.