Herramientas

Progreso de la UN-REDD (United Nations Collaborative Programme on Reducing Emissions from Deforestation and Forest Degradation in Developing Countries)

Las negociaciones sobre la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación en los países en desarrollo (REDD) mantenidas por el GTE-CLP continuaron en Copenhague. Las Partes progresaron en muchas secciones del texto de negociación sobre la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques (REDD), especialmente en lo que se refiere a la cuestión de las salvaguardias. Entre ellas se incluye el respeto de los conocimientos y derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, así como la protección de los bosques naturales.

Hubo consenso en lo que se refiere al alcance, es decir, a la inclusión de todas las iniciativas reflejadas en el Plan de Acción de Bali, como la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques y la conservación y aumento de las reservas forestales de carbono. También hubo consenso en la necesidad de un enfoque gradual, empezando por la preparación, seguida de la ejecución de planes de acción, políticas, medidas y actividades de demostración, y acabando por la ejecución plena, con resultados mensurables, notificables y verificables. Las Partes también estuvieron de acuerdo en la necesidad urgente de apoyo financiero para la fase de preparación, apoyo que debería provenir de fondos públicos. Hubo divergencias en las opiniones sobre los medios de financiación de la ejecución plena, y las Partes todavía no han decidido si las medidas de REDD serán consideradas como medidas de mitigación adecuadas a cada país (MMAP). La REDD también es debatida por el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT).

En Copenhague la CP adoptó una decisión que proporciona orientación metodológica a los países en desarrollo para realizar actividades relacionadas con la REDD, como el seguimiento de la orientación y las directrices más recientes del IPCC, así como el establecimiento de sistemas nacionales de supervisión sólidos y transparentes cuyos resultados estarán disponibles para ser revisados tal y como acordó la CP. Esta decisión de la CP15 también proporciona orientación para el fomento de la capacidad, y se ha encomendado a la secretaría que mejore la coordinación de las actividades en curso de fomento de la capacidad.