Fuente
 
Herramientas

Proteger la red de la vida

King Cobra (Ophiophagus hannah). Fotografía: Bosse Jonsson

La fuente de nuestros alimentos, medicinas y agua potable, además de los medios de subsistencia de millones de personas, podrían estar en riesgo con la rápida disminución de las especies animales y vegetales del mundo. La última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, dada a conocer en junio de 2012 en la víspera de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en Río de Janeiro, Brasil, muestra que de las 63 837 especies evaluadas 19 817 están amenazadas por la extinción, incluyendo el 41% de los anfibios, 33% de los corales formadores de arrecifes, 25% de los mamíferos, 13% de las aves y 30% de las coníferas. La Lista Roja de la UICN es un indicador crítico de la salud de la biodiversidad del mundo.

Aunque la mayoría de las personas en los países ricos dependen principalmente de las especies domesticadas para sus necesidades alimenticias, muchos millones de personas dependen de las especies silvestres. Los ecosistemas de agua dulce se encuentran bajo considerable presión por la expansión de las poblaciones humanas y la explotación de los recursos hídricos. Los peces de agua dulce, importante fuente de alimento, están amenazados por las prácticas pesqueras no sostenibles y la destrucción del hábitat a causa de la contaminación y la construcción de represas.

En algunas partes del mundo, el alimento y los ingresos de hasta el 90% de las poblaciones costeras provienen de la pesca. Sin embargo, la sobrepesca ha reducido algunas poblaciones de peces comerciales en más del 90%. Más de 275 millones de personas dependen de los arrecifes de coral para su alimento, para la protección costera y para los medios de subsistencia. A nivel mundial, la actividad pesquera de arrecifes de coral se estima en 6 800 millones de USD al año. La sobrepesca afecta a un 55% de los arrecifes del mundo, y de acuerdo con la Lista Roja de la UICN, el 18% de los meros, una familia económicamente importante de peces de arrecife grandes, están amenazados. Los arrecifes de coral deben gestionarse con responsabilidad para que puedan continuar proporcionando el alimento esencial del que millones de personas dependen como fuente de proteínas.

Las especies exóticas invasoras constituyen una de las amenazas más importantes y de más rápido crecimiento para la seguridad alimentaria, la salud humana y animal y la biodiversidad. Un reciente análisis de los datos de la Lista Roja de la UICN señaló a las especies exóticas invasoras como la quinta amenaza más grave para los anfibios y la tercera para las aves y los mamíferos. Junto con el cambio climático, se han convertido en una de las amenazas más difíciles de revertir.

En algunos países, las plantas medicinales y los animales proporcionan la mayor parte de los fármacos utilizados por las personas, e incluso en países tecnológicamente avanzados como los EE. UU., la mitad de los 100 fármacos más recetados provienen de especies silvestres. Los anfibios juegan un papel vital en la búsqueda de nuevos medicamentos por cuanto en la piel de muchas ranas se pueden encontrar compuestos químicos importantes. Sin embargo, el 41% de las especies de anfibios están amenazadas por la extinción

Otros servicios importantes brindados por las especies incluyen la mejora y el control de la calidad del aire a través de las plantas y los árboles. Un frondoso árbol maduro produce tanto oxígeno en una temporada como el que 10 personas inhalan en un año. Limpian el suelo, actúan como sumideros de carbono y limpian el aire. Los moluscos bivalvos y muchas plantas de los humedales prestan servicios de filtración de agua para proporcionar agua potable, mientras que los caracoles ayudan a controlar las algas.