Diagnóstico y situación actual de las áreas protegidas en América Latina y el Caribe. Informe Regional

PARTE DEL PRÓLOGO

Con el objeto de concentrar la atención en los problemas que gravitan alrededor de la gestión de las áreas protegidas de la Región y avanzar en la búsqueda de soluciones, los países miembros de la Red Latinoamericana de Cooperación Técnica en Parques Nacionales, otras Áreas Protegidas, Flora y Fauna Silvestres (REDPARQUES), los miembros institucionales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y los expertos de la Comisión de Áreas Protegidas de la UICN, vieron la necesidad de intercambiar experiencias y profundizar en la reflexión sobre la gestión de las áreas protegidas de América Latina. Así, estas instituciones solicitaron la colaboración de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la UICN y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para la organización del II Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas, cuyo anfitrión fue el Gobierno de Argentina, a través de su Administración de Parques Nacionales. El Congreso fue celebrado en San Carlos de Bariloche-Parque Nacional Nahuel Huapi, Argentina, del 30 de septiembre al 6 de octubre de 2007.

El propósito del Congreso fue promover el intercambio de experiencias y conocimientos técnicos y científicos, evaluar el estado de la conservación de la biodiversidad a escala nacional y regional y definir estrategias, metodologías y políticas para la Región. Una de las actividades preparatorias más importantes del Congreso, fue la evaluación del avance de la situación de la gestión de los Sistemas Nacionales de Áreas Protegidas de la Región, labor que pudo ser desarrollada gracias al esfuerzo comprometido en la preparación de informes nacionales por parte de comités en la mayoría de los países, constituidos por los representantes de las agencias gubernamentales encargadas de la administración de dichos sistemas, los miembros institucionales de la UICN y los especialistas de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas presentes en cada país.

La consolidación de estos informes de países fue posible gracias al apoyo financiero de la Corporación Andina de Fomento (CAF), institución que –con el respaldo de la FAO y la UICN–financió el proyecto presentado por la Asociación para la Conservación, Investigación de la Biodiversidad y el Desarrollo Sostenible (SAVIA). Asimismo, la GTZ aportó recursos financieros a la UICN. De allí que los informes nacionales sobre la condición actual de sus parques nacionales y otras áreas protegidas, constituyan la base para el análisis del presente informe regional.