Tamaño total de la descarga:
8.49 MB.

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Fundación Patagonia Natural y Fundación Vida Silvestre Argentina, 2007. Efectividad del Manejo de las Áreas Protegidas Marino-Costeras de la Argentina. 1a ed. Vida Silvestre Argentina. Buenos Aires, Argentina. 106 p.

 
Herramientas

Efectividad del Manejo de las Áreas Protegidas Marino-Costeras de la Argentina

En la gestión de las áreas protegidas está suficientemente probado que el solo establecimiento de las mismas no es garantía para la conservación de los ecosistemas y sus componentes. La gestión efectiva de un área protegida es la que permite asegurar, a mediano y largo plazo, la perdurabilidad de los recursos custodiados y la continuidad de los procesos naturales y culturales.

Uno de los puntos claves en la gestión de las áreas protegidas es una adecuada planificación, como aspecto básico que permita anticipar y prevenir futuros impactos antrópicos, y la existencia de una estructura administrativa que lleve adelante las acciones estipuladas en los planes de manejo. Hasta el año 2007, sólo el 15,5 % de las Áreas Protegidas Marino-Costeras de Argentina poseían plan de manejo, con escasa implementación, debido principalmente a la escasez de recursos humanos, económicos y de infraestructura que poseen las instituciones con competencia. Cabe destacar que, ante la falta de planificación, las decisiones de manejo son tomadas en forma intuitiva y como una respuesta ante un problema ya desencadenado (dependiendo de la voluntad e iniciativa de los funcionarios a cargo del área).

En la búsqueda de soluciones a estas problemáticas surgió la presente iniciativa conjunta de tres Proyectos que se están ejecutando en la región costero-marina de Argentina y cuyos objetivos contribuyen a prevenir la contaminación, mitigar los impactos ambientales y conservar los principales ecosistemas y sus componentes. Estos son: el Proyecto PNUD ARG/02/018 "Conservación de la Diversidad Biológica y Prevención de la Contaminación Marina en Patagonia", ejecutado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el Proyecto PNUD ARG/02/G31 "Consolidación e Implementación del Plan de Manejo de la Zona Costera Patagónica para la Conservación de la Biodiversidad", ejecutado por la Fundación Patagonia Natural, y el "Programa Marino, Ecorregión Patagonia y Atlántico Sudoccidental", ejecutado por la Fundación Vida Silvestre Argentina.

El Plan de Acción de Durban (V Congreso Mundial de Parques de la UICN, Durban, África del Sur, 8-17 de septiembre de 2003), al cual suscribió Argentina, propone, entre sus metas, que todas las áreas protegidas deberán tener un manejo efectivo para el año 2015, y que para ello se deben aplicar sistemas cuantificables, verificables y sostenibles de vigilancia y evaluación a fin de determinar el estado de las mismas y de sus principales atributos.

Con el objeto de identificar claramente las debilidades y las fortalezas de los actuales sistemas de conservación, se ha llevado adelante la evaluación de efectividad de manejo en 36 de las 45 Áreas Protegidas Marino-Costeras existentes en Argentina. Ello permitirá a las autoridades focalizar y encauzar los esfuerzos en acciones que mejoren la toma de decisiones y hagan más eficiente la gestión.

En este documento se desarrolla detalladamente la metodología aplicada para llevar adelante la evaluación de efectividad y se presentan los resultados obtenidos. Este trabajo refleja además un gran compromiso y un intenso proceso de labor conjunta de los tomadores de decisiones y profesionales de diferentes disciplinas y estructuras organizativas de las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y de la Administración de Parques Nacionales, quienes supieron encontrar objetivos comunes y capitalizar las coincidencias para contribuir a la conservación de los ecosistemas marinos costeros con un enfoque regional.

Este trabajo constituye un claro ejemplo de labor conjunta y cooperación entre el Estado Nacional y las Administraciones Provinciales y ONGs, y contribuye al desarrollo de un cambio cultural en la consolidación de procesos participativos para la conservación de las áreas protegidas.

Es nuestra intención que esta iniciativa sea de utilidad, facilite la evaluación en el futuro y se constituya en el detonador de una serie de acciones que contribuyan a mejorar la efectividad del manejo de las Áreas Protegidas Marino-Costeras de Argentina, las cuales forman parte de un ecosistema de relevancia mundial.