Información

  • Bezaury-Creel J. E. 2009. El Valor de los Bienes y Servicios que las Áreas Naturales Protegidas proveen a los Mexicanos. The Nature Conservancy. Programa México - Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. México. 32 p.
  • Descargar el documento

 
Herramientas

El Valor de los Bienes y Servicios que las Áreas Naturales Protegidas proveen a los Mexicanos. The Nature Conservancy.

 

EXTRAÍDO DE LA PRESENTACIÓN

En este folleto, se presentan los resultados de una investigación que pretende cuantificar, a través de algunos indicadores, el valor de algunos bienes y servicios que son proveídos por las áreas naturales protegidas en México, dentro del contexto del Programa de Trabajo sobre Áreas Protegidas adoptado en la Convención sobre la Diversidad Biológica. Los resultados aquí expuestos, representan solamente una primera aproximación al verdadero valor que los ecosistemas comprendidos en las áreas naturales protegidas proveen a la sociedad mexicana. Los valores estimados son conservadores, representando por ende una subestimación del verdadero valor y resultan bajos comparándolos por ejemplo con el producto interno bruto.

Sin embargo, los $ 50 935 millones de pesos por año (396 USD millones) que se identificaron en este ejercicio, ciertamente no representan una cifra despreciable. Asimismo, haciendo una comparación entre estos valores, con respecto a la inversión federal realizada para el manejo de estos territorios, se puede afirmar que por cada peso del presupuesto federal invertido en las áreas naturales protegidas, estas aportan a la economía cuando menos 56 pesos. No obstante, estas cifras excluyen los valores de otro conjunto mucho más amplio de bienes y servicios ecosistémicos que las áreas naturales protegidas también generan. Sin embargo, es indudable que esta visión preliminar resalta la gran relevancia que tienen las áreas naturales protegidas en términos económicos para México. El hacer partícipes a todos los mexicanos de los beneficios directos e indirectos que obtienen cotidianamente de las áreas naturales protegidas, provocará que cada vez más ciudadanos apoyen su conservación y por lo tanto, que la inversión pública destinada a su cuidado, sea incrementada hasta alcanzar un nivel que garantice su persistencia a largo plazo.