Información

  • UICN-CMAP. 2007. Es el tiempo del mar: Conclusiones y Recomendaciones sobre Áreas Marinas Protegidas en Latinoamérica. Segundo Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas. Bariloche, Argentina, 30 de septiembre al 6 de octubre de 2007. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) – Comisión Mundial de Áreas Protegidas (CMAP). Gland, Suiza. 17 p.
  • Descargar el documento

 
Herramientas

Es el tiempo del mar: Conclusiones y Recomendaciones sobre Áreas Marinas Protegidas en Latinoamérica. Segundo Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas.

 

EXTRAÍDO DE LA INTRODUCCIÓN

América Latina alberga una gran variedad de ecosistemas marinos y costeros, entre ellos manglares, glaciares, estuarios, arrecifes de coral, costas rocosas, lagunas costeras, bosques de algas pardas, fiordos, islas costeras y oceánicas y montañas submarinas. El continente también es lugar de algunas de las pesquerías más productivas del planeta.

Latinoamérica enfrenta grandes desafíos para la conservación de su extenso territorio costero y marino. A pesar de los importantes avances en nuestros países, nos será imposible cumplir los compromisos internacionales que hemos adquirido de lograr, al 2012, establecer redes representativas nacionales y regionales de áreas marinas protegidas, a no ser que nuestros decidores políticos tomen conciencia de la urgente necesidad de tomar cartas en el asunto. La actual cobertura de las áreas marinas protegidas en Latinoamérica es menor al 0.5% de las zonas económicas exclusivas. La mayoría de las áreas existentes son pequeñas, costeras y de uso múltiple. Los sitios de preservación estricta son muy escasos.

El mar, por su naturaleza dinámica y unitaria, nos exige pensar en mantener la conectividad entre las áreas protegidas. Sin embargo los actuales esfuerzos por establecer redes nacionales y regionales son aún insuficientes. Persiste el desafío de articular redes funcionales y efectivas que sustenten nuestros recursos de biodiversidad y generen beneficios para nuestras sociedades. Nuestras áreas marinas protegidas son todavía pequeñas islas en medio de un inmenso océano indisoluble.

Nuestras costas, áreas marinas y recursos pesqueros se están deteriorando rápidamente, y a pesar de que las áreas protegidas son un elemento vital para conservarlos y sostenerlos, éstas todavía no están plenamente incluidas en los procesos de gestión costera y administración pesquera.

Por todo lo anterior es más urgente que nunca concentrar esfuerzos en la conservación del mar. El Segundo Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas, celebrado en San Carlos de Bariloche, Argentina, entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre de 2007, incluyó un conjunto de talleres enfocados en analizar las experiencias sobre el establecimiento y la administración de las áreas marinas protegidas en América Latina. El presente documento reúne los resultados de los talleres, y sistematiza las conclusiones y recomendaciones generales, que fueron integradas tanto en la memoria del Congreso como en la Declaración de Bariloche.