Información

  • Hoyt, E. e Iñíguez, M. 2008. Estado del Avistamiento de Cetáceos en América Latina. WDCS (“The Whale and Dolphin Conservation Society”), Chippenham, UK; IFAW (“International Fund for Animal Welfare), East Falmouth, EE.UU.; y Global Ocean, Londres, 60 p.
  • Descargar el documento

 
Herramientas

Estado del Avistamiento de Cetáceos en América Latina.

 

EXTRAÍDO DE LA NOTA DEL PRIMER AUTOR

Las cifras presentadas en este informe son las mejores estimaciones basadas en la recolección de datos de operadores, ministerios de turismo e investigadores. Siempre que fue posible, se obtuvieron fuentes múltiples para corroborar las cifras, aunque frecuentemente las mismas resultaron contradictorias. La "zona de confianza" con los datos, es que se ha hecho el mayor esfuerzo posible para presentar valores conservativos. Así, las cifras reportadas representan una estimación mínima razonable del nivel actual de la actividad de avistamiento de cetáceos y los productos brutos o el volumen de negocios de la industria en América Latina.

Es importante en principio decir qué no es este informe. No intenta presentar el valor económico total del avistamiento de cetáceos. Para hacer esto, sería necesario tener en cuenta los costos de la industria, incluyendo gastos y pérdida de oportunidad, denominados costos de oportunidad y observar cómo la observación de cetáceos tiene efectos en cada sector de la economía local. Sólo unos pocos de tales estudios han sido llevados adelante en comunidades individuales (como por ejemplo México) y se encuentran citados. En su lugar este informe intenta estimar el crecimiento del avistamiento de cetáceos en la región, frente a reportes previos, basados en el número de observadores de cetáceos. Además, como un indicador de la importancia del avistamiento de cetáceos en cada área, se han hecho cálculos con los gastos directos (el número de boletos vendidos) y gastos indirectos (considerados como los gastos relacionados con la participación en estos tours de avistamiento a excepción de los boletos). La definición utilizada aquí para los gastos indirectos difiere de aquella utilizada generalmente en investigación económica. Sin embargo, volviendo a los primeros reportes sobre avistamiento de cetáceos a principios de la década de 1980, los gastos indirectos han sido definidos en esta forma menos amplia por los observadores de cetáceos. Por consistencia hemos mantenido esa definición. El gasto total de los observadores de cetáceos es un indicador del gasto bruto que los turistas pagaron a los operadores y a la comunidad para ver ballenas y delfines pero no es equivalente al beneficio surgido o al ingreso neto.

Los números del avistamiento de cetáceos, y los gastos son medidas fácilmente entendibles de la importancia de una industria, y son ampliamente entendidas por el público en general, periodistas, políticos y gobernantes. Son menos útiles en términos de mostrar a las comunidades cómo podrían incrementar sus beneficios o todo aquello que sea oportuno, para expandir capacidades o elevar precios. Los pocos estudios que son citados son un punto de partida, pero necesitamos más investigación socioeconómica en la región, para ayudar a que el avistamiento de cetáceos se convierta en verdaderamente sostenible y valioso como puede ser para las comunidades locales, para gobiernos deseosos de alentar el turismo y el influjo de capitales extranjeros e indirectamente, en términos de beneficios de conservación para ballenas y delfines en sí mismos.