Autor
  • Oficina Regional para América del Sur de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN-Sur) y la Secretaría General de la Comunidad Andina (SGCAN). Lima, Perú. 51 p.
    Descargar el documento en la siguiente dirección: www.comunidadandina.org/public/GRAN_RUTA_INCA.pdf
 
Herramientas

La Gran Ruta Inca (GRI) y el uso sostenible de la biodiversidad en los países de la región andina. 2007.

PARTE DE LA INTRODUCCIÓN

Una gran variedad de paisajes, desde imponentes nevados, quebradas con bosques, vastas sabanas, hasta coloridos valles templados y arenales, se registra en la milenaria Gran Ruta Inca (GRI). En la subregión andina, la GRI es uno de los mejores ejemplos de eje de conservación de cultura ancestral y de diversidad biológica, por atravesar ocho reservas naturales, a lo largo de sus 422 kilómetros, desde el norte de Argentina y Chile, cruzando Bolivia, Perú, Ecuador y el sur de Colombia.

Por muchos años se han adelantando iniciativas para revalorar la GRI, como un espacio de reflexión y de articulación de acciones ligadas a la conservación de los ecosistemas, uso sostenible de la biodiversidad y desarrollo de las comunidades aledañas. En particular, los países miembros de la Comunidad Andina –Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú- con su “Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino” aprobada en el 2002, han puesto de manifiesto su interés por fortalecer iniciativas subregionales para la gestión de ecosistemas transfronterizos y comunes. El proyecto del Camino Inca cautivó el interés tanto del Comité Andino de Autoridades Ambientales como del Consejo de Ministros de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Comunidad Andina.

Es así que en junio del 2006 la Secretaría General de la Comunidad Andina junto con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -UICN, con el apoyo del Ministerio de Ambiente de España, realizaron un taller de expertos con el fin de identificar las experiencias de uso sostenible en la GRI, promover una plataforma de diálogo, y priorizar acciones concretas que puedan ser apoyadas por la cooperación internacional. Con la presente publicación, que constituye el Informe del Taller, la Secretaría General de la Comunidad Andina aspira contribuir a revitalizar el concepto de la Gran Ruta Inca (GRI) como eje de articulación de ecosistemas transfronterizos y comunes para la conservación y uso de la biodiversidad en los países andinos.