Herramientas

Stone, S., Chacón, M. y Fredericks, P. 2010. El Cambio Climático y la Función de los Bosques. Manual para la Comunidad. Conservación Internacional. San José, Costa Rica. 65 p.

EXTRAÍDO Y EDITADO DEL PRÓLOGO PREPARADO POR SYDNEY ALLICOCK, LÍDER COMUNITARIO Y PRESIDENTE NORTH RUPUNUNI DISTRICT DEVELOPMENT BOARD, GUYANA

El modo de vida tradicional de los pueblos Amerindios de Guyana se basa en el respeto y es por ello que estos pueblos adoptan el uso prudente y la valoración de la generosidad de los recursos y riquezas que nos provee la naturaleza. Durante muchos milenios hemos respetado la naturaleza como el mercado del que obtenemos todo lo que necesitamos para sobrevivir y del que tomamos solamente lo que necesitamos para garantizar nuestra supervivencia y la supervivencia de la naturaleza misma para las generaciones futuras.

Si bien hemos utilizado la naturaleza prudentemente, otros en muchas partes del mundo la han destruido en busca de riqueza económica. Esta tendencia está presente aquí y ahora, y nosotros, los pueblos de los bosques, nos enfrentamos a un mundo cambiante y a deseos cambiantes. A veces, al integrarnos a un mundo que se basa en valores monetarios, abandonamos nuestra cultura y nuestras tradiciones de cuidado de la naturaleza en detrimento de nosotros mismos y la naturaleza misma. Los cambios a nivel mundial, principalmente aquellos impulsados por la búsqueda de riqueza económica por parte de los países, han desencadenado un clima cambiante. Hemos alterado el mundo natural hasta tal punto que el planeta se está calentando cada vez más y, por ende, el clima sufre modificaciones. Las fábricas y los vehículos de los hombres emiten demasiados gases de efecto invernadero en el aire, lo que provoca que mucho más calor del sol sea capturado cerca de la tierra.

Al mismo tiempo, estamos arrasando con los bosques, que purifican el aire. Al eliminar los bosques, hacemos que una cantidad aún mayor de gases se concentre en el aire. Hoy, en todo el mundo, los países están adoptando más medidas de conservación ya que comienzan a darse cuenta de algo que nosotros, los amerindios, hemos practicado desde tiempos inmemoriales: que debemos proteger a la naturaleza para que ella nos proteja a nosotros. Están dispuestos a ayudar para cubrir las necesidades económicas de los países con grandes extensiones de bosques como Guyana, de manera que no tengamos que talar nuestro bosque para sobrevivir. Para nosotros, los pueblos de los bosques de Guyana, el bosque, nuestro mercado, se está convirtiendo también en nuestro banco de recursos.

Debemos comprender las razones por las que la tierra está cambiando y de qué manera las iniciativas nuevas como REDD+ y la Estrategia de Desarrollo Basado en un Bajo Nivel de Emisiones de Carbono (LCDS, Low Carbon Development Strategy) pueden ayudar a tratar el problema global del cambio climático. También debemos aprender y pensar sobre cómo estas cuestiones pueden afectarnos de manera positiva y negativa, y de qué forma garantizar que podamos hacer el mejor uso de ellas.

Para lograr el desarrollo de nuestras comunidades, los líderes deben tener una visión, la voluntad para hacer realidad esa visión y contar con (o poder acceder a) las habilidades necesarias para la sostenibilidad. Con socios como Conservación Internacional e Iwokrama, y con la colaboración del gobierno de Guyana podemos trabajar para profundizar nuestro conocimiento sobre estos importantes temas. Espero que este manual ayude a lograr esto en parte. Hago un llamado a todos los habitantes de Guyana: hagan un buen uso del conocimiento y los materiales que se incluyen en estos materiales y aprovéchenlos positivamente. Discutan sobre esto en sus comunidades y busquen ayuda de otros para poder comprender mejor.